Loading...

El instrumento de tortura más ATERRADOR de la historia. Mira para qué lo usa hoy el vaticano

Para hablarte de este instrumento de tortura, primero debemos hablarte de su enfermo y perturbador creador.

en el año 570 A.C A  un hombre llamado falaris fue encomendada la tarea de construir el importante templo de zeus. 

Por desgracia aprovechó su puesto y su poder para autoproclamarse ¨tirano¨.

En otras palabras, usó la fuerza para convertirse en máximo gobernante de la antigua Sicilia arcaica.

Falaris era conocido por su extrema crueldad y su poca compasión. Asesinaba a sangre fría a quien lo desafiara, y no se tocaba el corazón para matar a mujeres y a niños.

Un traidor era exterminado por completo, incluyendo a su familia y a su descendencia.

Se refería a sí mismo como a un santo, y algunas fuertes escrituras lo asocian con el canibalismo.

Hay datos que sugieren que se alimentaba con bebés humanos en etapa de lactancia, pues ­según sus creencias­ lo hacían más fuerte y más poderoso.

Aunque asesinaba de todas formas y por todas razones, su más memorable instrumento de tortura era el famoso ¨toro de Falaris¨.

Aunque asesinaba de todas formas y por todas razones, su más memorable instrumento de tortura era el famoso ¨toro de Falaris¨.

Éste lo inventó Perillo, destacado constructor de la época.

Las víctimas eran introducidas en el toro y le prendían fuego para que se cocinaran dentro, mientras todos a su alrededor escuchaban los gritos de una muerte larga y dolorosa.

Se dice que por órdenes del tirano, Perillo fue la primera víctima de este terrible instrumento.

Murió en su propia creación, pues Falaris quería evitar que construyera un aparato parecido para otro gobernante.

No se sabe con exactitud cuántas personas murieron de esa terrible forma ni qué pasó con el toro original.

Expertos afirman que está oculto en el Vaticano y que forma parte de la colección particular del Papa, como un recordatorio de la facilidad con la que un hombre puede corromperse ante el poder y el dinero.

Curiosamente, a pesar de haber sido una época muy cruel y difícil, fue el tiempo en que esos pueblos tuvieron mayor crecimiento.

Falaris ¨El Tirano¨ edificó escuelas, templos, áreas de recreación y de juegos, así como centros de diversión nocturna.

Construyó acueductos para llevar agua del río a la ciudad y durante su gobierno no hubo guerras ni hambre.

Por eso muchas veces es recordado como un ¨santo¨, aunque no puede olvidarse la terrible crueldad con la que construyó su imperio.

 

Loading...